La realización de cubiertas es un trabajo puramente artesanal, como se elaboraban los libros en la edad media, con piel de cabra de primera calidad sobre tabla de madera